Códigos Tributarios

por | 3 de agosto de 2003

La Ley Nº 2492 contiene el Código Tributario Boliviano que es la pieza fundamental que regula el sistema tributario del país. Es la norma vigente de aplicación general y entre sus títulos principales se encuentran:

Normativa Sustantivas y Materiales: El Código Tributario establece las normas básicas que rigen la recaudación de impuestos, así como los derechos y obligaciones tanto de los contribuyentes como de las administraciones tributarias.

Gestión y Aplicación de los Tributos: Define los procedimientos que deben seguirse para el cumplimiento de las obligaciones tributarias, incluyendo la presentación de declaraciones, el pago de impuestos, la determinación tributaria y la resolución de procesos de fiscalización y verificación.

Sanciones y Penas: Contempla las sanciones y penalidades aplicables en caso de incumplimiento de las obligaciones tributarias, con el fin de garantizar el cumplimiento de las leyes y normativas en materia tributaria.

Impugnación de los Actos de la Administración: Promueve la transparencia y la equidad en los procesos de impugnación sobre asuntos controvertidos del sistema tributario, asegurando que los impuestos se apliquen de manera justa y proporcional.

Recursos de Alzada y Jerárquico: Los procedimientos legales mediante los cuales una persona o entidad puede impugnar una decisión o acto administrativo relacionado con asuntos tributarios ante una Autoridad de Impugnación Tributaria, con el fin de solicitar su revisión o modificación.

Es importante familiarizarse con las disposiciones del Código Tributario para cumplir con las obligaciones fiscales de manera adecuada y evitar posibles sanciones.

¡Explora más sobre el Código Tributario Boliviano y fortalece tus conocimientos en materia impositiva!

El 28 de mayo de 1992 se aprobó el Código Tributario cumpliendo las previsiones del procedimiento legislativo establecido en la Constitución Política del Estado. Este código se puso en vigencia el año de 1992 con la promulación de la Ley Nº 1340 durante el gobierno del presidente Jaime Paz Zamora, y que terminó siendo una herramienta esencial para el entendimiento y aplicación de las leyes tributarias en nuestro país. Este documento legal estuvo vigente hasta 2003 y fue diseñado para guiar tanto a contribuyentes como a profesionales del derecho en la correcta aplicación de las normas tributarias, asegurando el cumplimiento de las obligaciones fiscales y la protección de los derechos de cada individuo.

El Código Tributario de 1992 se organizaba en las siguientes partes fundamentales:

De las normas tributarias: Esta sección establecía las bases generales del sistema tributario, incluyendo definiciones, principios y la interpretación de las normativas tributarias. Se enfocó en la estructura y el alcance de las normas que regulaban la tributación.

De la relación jurídico-impositiva: Explicaba el vínculo legal entre la administración tributaria y el contribuyente, incluyendo los derechos y obligaciones de ambas partes. Aquí se detallan las modalidades de tributación, los sujetos pasivos, y las formas de extinción de la obligación tributaria.

De las infracciones y sanciones: Esta parte catalogaba los diversos tipos de infracciones tributarias y las correspondientes sanciones que se aplicaban, buscando promover el cumplimiento de la ley mediante la imposición de multas, recargos o incluso penas más severas según la gravedad del caso.

Procedimiento ante la administración tributaria: Describía los procesos administrativos en materia tributaria, incluyendo los pasos para la declaración, pago de impuestos, y la forma en que los contribuyentes pueden interactuar con las administraciones tributarias durante los procesos de fiscalización y verificaciones.

De la jurisdicción contencioso-tributaria: Abordaba la estructura y funciones del tribunal fiscal (ahora convertido en juzgados tributarios) encargado de resolver judicialmente las disputas entre la administración tributaria y los contribuyentes que no se solucionan en la etapa administrativa.

Del procedimiento contencioso-tributario: Detallaba los procedimientos legales específicos para resolver controversias tributarias en los tribunales judiciales, incluyendo las etapas del proceso, los recursos disponibles y las normas procesales aplicables.

Cobranza coactiva: Definía los métodos que la administración tributaria podía emplear para la ejecución forzosa de deudas tributarias, asegurando la efectividad en la recaudación de los recursos necesarios para el Estado.

Disposiciones finales: Incluía normas complementarias, transitorias y finales que ayudaban a interpretar y aplicar adecuadamente el resto del código.

Esperamos que compendio de los títulos de la Ley Nº 1340 sea de gran utilidad para todos los interesados en la investigación de la historia normativa en materia tributaria, y que puede servir como referencia para garantizar una justa aplicación de las leyes que sostienen el funcionamiento de nuestro sistema tributario.

En la época del gobierno de facto liderado por el general Alfredo Ovando Candia, se consideró imposible llevar a cabo una reforma completa del sistema tributario en Bolivia. Hasta 1970, había una gran cantidad de normas tributarias en vigor que respondían a un empirismo legislativo insuficiente para la determinación conceptual de las relaciones jurídicas tributarias, desordenado y anárquico en la aplicación material de sus leyes y reglamentos, y atentatorio a la seguridad jurídica de los contribuyentes. Se empleaban prácticas viciosas e ilegales en la imposición, recaudación y gestión de los ingresos tributarios en ese caos doctrinal y legislativo.

El gobierno propuso la modificación de las regulaciones tributarias para atender no solo los problemas fiscales a nivel nacional, sino también para anticipar los nuevos problemas que surgían debido a la aparición de realidades económicas supranacionales. Para que se lleve a cabo una reforma administrativa de manera efectiva en el ámbito tributario, era necesario establecer reglas legales claras y sistemáticas, así como órganos jurisdiccionales capacitados para interpretarlas y tomar decisiones sobre su mejor aplicación.

Fue así que se aprobó el primer Código Tributario de Bolivia, compuesto por seis títulos y 306 artículos, y que entró en vigor el 1º de octubre de 1970 y se aplicó a todas las relaciones tributarias entre los diferentes organismos públicos que recaudaban impuestos y los contribuyentes en general. El código se mantuvo en vigor hasta 1992.

Aquí se expone una definición sencilla para cada una de las partes del nuevo Código Tributario de 1970:

De las normas tributarias: Esta sección del código establece las reglas generales que se aplican al sistema de tributación. Define los conceptos básicos, los principios que deben seguirse, y cómo deben interpretarse las leyes tributarias para asegurar que todos los contribuyentes sean tratados de manera justa y equitativa.

De la relación jurídico-impositiva: Trata sobre el vínculo legal que se establece entre el Estado, a través de sus órganos de administración tributaria, y los contribuyentes. Aquí se describen los deberes y derechos de los contribuyentes, así como las obligaciones que tiene el Estado para con ellos.

De las infracciones y sanciones: Esta parte del código identifica las diferentes acciones o omisiones que constituyen infracciones tributarias y determina las sanciones correspondientes. Estas pueden incluir multas, intereses, o incluso penas más severas, dependiendo de la gravedad de la infracción.

Procedimiento ante la administración tributaria: Explica los pasos y procesos que deben seguir los contribuyentes para cumplir con sus obligaciones fiscales, como la declaración y pago de impuestos. También detalla cómo la administración tributaria lleva a cabo revisiones, auditorías y cómo maneja las objeciones o reclamaciones de los contribuyentes.

De la jurisdicción contencioso-tributaria: Refiere a la autoridad y procedimientos específicos de los tribunales encargados de resolver las disputas entre los contribuyentes y la administración tributaria, cuando estas no se han podido solucionar mediante procedimientos administrativos.

Del procedimiento contencioso-tributario: Detalla los procedimientos legales que deben seguirse cuando un caso tributario llega a los tribunales. Incluye las etapas del juicio, los derechos de las partes, y las normas para la presentación de pruebas y la apelación de decisiones.

No se puede copiar el contenido textual de la página