Frente para la Victoria (FPV)

En esta tarea de revisar las propuestas de gobierno de las ocho entidades políticas que disputarán el voto ciudadano, me encontré con el increíble programa que ha registrado el Frente para la Victoria (FPV) liderado por un ciudadano de origen coreano o nacido en Corea del Sur, como se quiera entender. Chi Hyun Chung, es boliviano por nacionalización que actualmente reside en Santa Cruz, y es pastor evangélico, además de presidente de la Iglesia Presbiteriana en Bolivia y fundador de 70 iglesias evangélicas en nuestro país. En las elecciones de 2019 participó como candidato a la presidencia por el Partido Demócrata Cristiano con una oferta electoral centrada en capturar el voto del segmento más conservador y reaccionario de la sociedad boliviana, con una fuerte carga religiosa y machista, logrando el 10% de la votación en su proceso electoral anulado por denuncias de fraude.

Ocurre que el señor Chi Hyun Chung ha cambiado de partido político y se ha refugiado en el FPV. En días pasados ha presentado el mismo plan de gobierno que fue entregado al Tribunal Electoral Plurinacional por el mismo partido en las elecciones anuladas de octubre de 2019, en ese entonces liderado por el señor Franklin Rodríguez, muy conservador y liberal él, además que dice ser admirador de los presidentes derechistas Donald Trump, de Estados Unidos, y Jair Bolsonaro, Brasil, con los que comparte, en gran medida su pensamiento político. Con solo comparar estos dos perfiles ya tengo una idea cabal sobre la línea doctrinal de los dos personajes que comparten el mismo pecado: Presentar un programa de gobierno copiado fielmente de un partido político peruano, que ya perdió su personalidad jurídica.

Una buena parte del contenido textual del programa del FPV es una copia idéntica del “Plan de Gobierno 2016 – 2021” preparado por la Secretaría Nacional del Partido Político “ORDEN” que alentó al candidato a la presidencia del Perú, Antero Flores Araoz. Este señor en las elecciones de 2016 propuso realizar sistemáticamente las “acciones de gobierno para el Progreso, el Desarrollo y la Paz del Perú”. A penas logró el 0,43% de los votos y perdió su inscripción en el registro electoral peruano por no superar la barrera electoral del 5% en las elecciones presidenciales y congresales de ese año.

En materia fiscal y tributaria el FPV propone hacer un descuento del “Impuesto a la renta por Honorarios por Servicios Personales” que “formará parte de la contribución del contribuyente al Sistema Social de Salud”. En otra parte del programa de gobierno del FPV se propone que el ciudadano beneficiario de proyectos de agua potable y alcantarillado firme “un Contrato por el cual se compromete a pagar anualmente a su municipio respectivo una determinada cantidad por el Impuesto de la Propiedad Predial y por Arbitrios de Limpieza y de Jardines”. En estos tópicos es que se descubre la copia fiel de unos tributos vigentes en el Perú y absolutamente desconocidos en Bolivia.

¿Qué nos propone el FPV?. Nada que se adecue a nuestra realidad tributaria boliviana, ninguna solución tangible y menos he identificado una propuesta seria. En términos muy generales el FPV propone otorgar beneficios tributarios a los trabajadores y a los emprendedores de la pequeña y mediana industria, y a los artesanos, a la inversión de la empresa privada, a la práctica deportiva. Una propuesta demagógica tan necesaria en el Perú como en Bolivia, o en Uganda. Invito a mis lectores acuciosos y detallistas a confirmar lo que se ha descubierto; también está servido el desafío para analizar las otras propuestas de gobierno.

Da lo mismo, una copia de cualquier propuesta o la propuesta misma, así que las condiciones están dadas de afirmar que la propuesta de gobierno del FPV no es digna de consideración, por representar un acto ilegal e inescrupuloso. En fin, habrá gente que vote por este partido sin siquiera darse cuenta de semejante atentado contra la propiedad intelectual de terceros.


Descargar el programa de gobierno del FPV desde el Órgano Electoral Plurinacional


© 2020 – Todos los derechos reservados para Marcelo Gonzales Yaksic, abogado tributarista. Propiedad intelectual protegida por la Ley Nº 1322 y el Decreto Supremo Nº 23097.

COMENTARIOS EN FACEBOOK
COMPARTIR EN: